De lunes a viernes / 43 entradas / 26 comentarios / feed / comentarios feed

Me han contado…

Sentiste alguna vez lo que es
tener el corazón roto?
(sentiste) a los asuntos pendientes volver
hasta volverte (muy) loco?
Si resulta que sí
si podrás entender
lo que pasa a mí esta noche.

Ella no va a volver y la pena me empieza a crecer (adentro)
la moneda cayó por el lado de la soledad y el dolor.

Canción elegida por el imbécil novio en un ataque de originalidad para iniciar la cena.

Yo no estuve, pero me lo han contado.

Dicen que el novio cuando vio a la novia se emocionó y mucho. ¡Lágrimas y todo! No podía dejar de mirarla. Menuda cara de tonto se le quedó.

Y empezó la boda y salió al estrado el padre del novio. ¡Que rato tuvo que pasar! les puso a todos el corazón en un puño. Dicen que el novio se quedó aturdido. Sensaciones y emociones redivivas. Menos mal que la madre del novio estuvo aguantando el tipo. Y gracias a dios que se contuvo porque sino aquello habría sido un valle de lágrimas.

Luego la boda siguió muy emocionante. Salió la hermana que se ve que tiene tablas, no veas cómo leyó y qué emotivo discurso. Y también leyó un primo del novio. Estaba muy nervioso, sí, aunque se rieron y es de agradecer tras las emociones que pasaron. Y al final una amiga de siempre de la novia. Les tocó el corazón, que bien escribe esa muchacha… tenías que ver a la novia el sofocón. ¿La madre y el padrino de la novia? Iban muy bien, oye, muy elegantes. Sí.

¿El concejal? Regular,  lee “cónyuges” y dice cónyugues. No ha casado a muchos este hombre… ¿Ah sí? Pues no lo entiendo.

Y después se fueron a la cena. Comieron bien según dicen. Mucho jamón y gambas. Sí, como las bodas de antes. ¿Algún problema? No… bueno, según me han dicho (es un rumor) unos gamberros se tiraron a la piscina y no veas el rebote que se pilló el novio. Sí… no tiene mucho sentido del humor, demasiado remilgado… pero también la idea de tirarse a la piscina. ¿A quién se le ocurre?

Tuvo 200 invitados y vinieron muchos de Madrid. Un detalle porque no pensaba el novio que tendría tan buenos amigos… de la novia sí que se podría esperar… ¿pero de él? Debería estar muy agradecido.

Por cierto, dicen que el novio en un ataque de friquismo gritó “Por Frodo” cuando le dieron la espada de cortar la tarta. La novia miró al suelo, parece ser que se tocó el anillo y sonrió pensando en Golum… ¿o en su marido?

Luego bebieron mucho, sí. La novia iba espectacular, un ramo precioso y ¡¡¡el traje!!! qué traje… eso sí, se puso unas zapatillas converse y se quitó los zapatos. Para mí, eso no se hace ¡¿unas zapatillas?!… Aunque bailó mucho, cómo no… que “original”.

La gente se portó bien, hasta los gamberros de la piscina no liaron ninguna más. Dicen que cuando amanecía, la madre del novio empezó a agobiarse y a decirle al novio que fuera echando a la gente. Y el novio que por lo visto cada vez que levantaba la cabeza, veía a su mujer, amigos y demás bailar y disfrutar de boda. Pues que siga. Aunque sí, al final tuvieron que cortar a las 8 de la mañana. Cuanto sinvergüenza junto.

En fin, que lo pasaron muy bien. Que hay quien siguió la fiesta más allá del mediodía. Todo estupendo, yo habría hecho muchas cosas de otra manera, pero bueno, no hay boda perfecta.

¿Qué donde me metí yo? Pues estaba en la puerta del ayuntamiento esperando y lo último que recuerdo es que me dijeron: “Vas a llorar”.

Pd. Ninguna de las palabras buenas que me dijeron durante la boda son merecidas. Sólo las regulares. Aun así, son agradecidas. :)

Sin comentarios

Publicar comentario

Debes iniciar sesió, para comentar.